Los paraguayos no echarán de menos el calor de su país. Calor y Tereré sin Fronteras.

calor-terere-sin-fronteras

Haku la mbyry’ái – Calor y tereré sin fronteras.

La ola de calor que azota a toda España, sin duda logrará que más de un paraguayo se sienta como en su propia tierra.  Este tórrido clima no perdona ni las regiones que generalmente son frías o templadas como las del norte peninsular, como es el caso de Asturias. Ni que decir de las zonas que generalmente son tórridas como las de la comunidad andaluza que  están literalmente «que arden».

Algunos han declarado a Asunción la «Capital del  Calor» hay ciudades españolas que se disputan ese título. No vaya ser como el tereré que otros se adelantan y los declaran suyo. Bromas aparte, se constata que el calor es generalizado en toda Europa.  Vemos a estoicamente como las ciudades europeas la gente abarrota las fuentes para refrescarse y darse un chapuzón exprés para paliar las altas temperaturas.

En el caso de Paraguay el eterno calor se debe principalmente a que cruza de lleno el país el trópico de Capricornio, que hace de las suyas calentando y rostizando todo lo que está a su alcance, sin embargo por ser usual no deja de ser pernicioso exponerse sin protección a tanto fulminante rayo de sol.  La constante hidratación es vital, así como la no exposición a los rayos solares en las horas pico. Bueno…¡A disfrutar del calor se ha dicho!