Día del Libro Paraguayo ¿Porque el 25 de junio?

aranduka-ara-dia-libro-paraguayoPor resolución del 9 de junio de 1980 del Ministerio de Educación y Culto se instituyó el 25 de junio como Día del Libro paraguayo.

¿Porque el 25 de junio?

Porque en esa fecha, precisamente el 25 de junio de 1612 el paraguayo Ruy Díaz de Guzmán, nieto de Domingo Martínez de Irala y de la india Leonor; el primer historiador paraguayo, concluyó la escritura manuscrita de su obra “La Argentina” un 25 de junio de 1612.

Este libro, primer libro producido en esta parte de América, trata las vicisitudes, esperanzas y anhelos que los conquistadores pasaron en esta tierra. Esta historia de nuestro país joven. Pues cuando el termino del escrito no hacia aún un siglo de su descubrimiento, ni de la fundación de Asunción.

¿Quien fue Ruy Diaz de Guzmán?

Nació en Asunción hacia 1530. Era hijo del Capitán Alonso Riquelme de Guzmán y de doña Ursula de Irala por lo que venia a ser nieto del primer gobernador. Fue soldado desde muy joven, por ello conoció las dificultades de la profesión, y los avates de la política. Fue el fundador de las ciudades de Santiago de Jerez, de Villa Real. Fue el teniente gobernador en Villarrica. Se enemistó con Hernandarias por lo que fue al exilio. En 1620 después de una larga ausencia regresa a Asunción, trayendo sus dos manuscritos de su libro. Uno de ellos dio al Cabildo. Murió en 1629 sin ver la publicación de su libro.

¿Cuando se publico?

La historia quedó inédita muchos años. Recién en 1835 Pedro de Angelis la publicó por primera vez en Bs. As., la primera parte del libro. La segunda se perdió para siempre.

La celebración de ese día nace desde nuestro orgullo de paraguayos: por nuestros escritores, poetas, intelectuales; por todos nuestros compatriotas que se prodigan para compartir el producto de su creatividad, inspiración, idea original o el fruto de su investigación. A través de los cuales se trasladan a nosotros el pensamiento, el arte, la sabiduría de tantos compatriotas generosos.

Propongamos que este año intercambiemos libros hechos en nuestro país, por el día del libro paraguayo, recordar como se merece; obsequiar libros escritos por compatriotas que acrecientan la cultura del Paraguay, será un modo de generalizar el festejo para congratularnos por autores paraguayos, hombres y mujeres que comparten su arte, sus conocimientos y su ciencia; por editores y editoras; y una floreciente industria bibliográfica paraguaya; y ¡lectores!, destinatarios de tantos logros. El 25 de junio es alegría para todos, porque, desde nuestro espacio, celebramos la existencia del Libro Paraguayo; que lleva en sus páginas la misión de difundir nuestra cultura. Un libro nace, crece, hace crecer, se reproduce y vive para siempre a través de quienes se enriquecen con su contenido.

En la educación de un pueblo, es importante crear espacios dedicados a la divulgación del conocimiento, donde los jóvenes adquieran un creciente protagonismo cívico y cultural dentro de la sociedad y propiciar una tribuna abierta del pensamiento libre, crítico, testimonial y didáctico. “El aumento del número de libros editados en el Paraguay es más que auspicioso para los autores nacionales; pues aumenta el número de lectores; de plumas y de gustos literarios”.

RECORDAR QUE:

• Leer es empaparse de historias de otras épocas.

• Leer nos lleva a un maravilloso mundo de conocimientos.

• Leer es visitar lugares reales e imaginarios.

• Leer es descifrar misterios.

NO OLVIDAR QUE

• Un libro, al leer no podemos estropearlo.

• Ser cuidadosos, no doblar las hojas ni calcar los dibujos.

• Cuando leemos un libro, usemos señaladores o pedazos de papel, para marcar hasta dónde leímos y así poder continuar nuestra lectura al día siguiente.

A TENER PRESENTE

• Si es prestado, cuidarlos como si fueran nuestros, y devolverlos al completar la lectura.

• El libro es un amigo al cual podemos llevar donde vayamos

• Un viaje, leyendo se hace más corto. En la consulta médica se vuelve apacible, si nos informamos en la espera.

• Para acompañar los momentos de pausa en las vacaciones: un buen libro es insustituible.

ESCRITORES PARAGUAYOS DE AYER, HOY Y SIEMPRE

• Blas Garay • Viriato Díaz Pérez • Efraín Cardozo • Arturo Bray • Elvio Romero • Josefina Plá • Concepción Leyes de Chávez • Augusto Roa Bastos • Gabriel Casaccia • Reneé Ferrer • Delfina Acosta • Milia Gayoso, Lita Pérez, Nila López, Nelson Aguilera y muchos otros.

PROCESO DEL NACIMIENTO DE UN LIBRO PARAGUAYO

• El autor que aporta sus versos e imaginación. • Ensayista – da puntos de vista. • El proceso; donde un original de la obra, se entrega en disquete, disco, u otro soporte. • El editor: define los detalles, la cantidad, el costo; la forma, color, etc. • Correctores de originales – Corrigen las faltas ortográficas. • Diagramadores – Disponen el texto, le dan forma de libro. • Diseñadores definen colores, viñetas, cuerpo de letras- • Dibujantes: interpretando la obra, dibujan para atrapar la atención de los lectores. • Editor y autor al observar las pruebas; en concordancia eligen; y entrega el libro diagramado y grabado en un disco u otro soporte, • La impresión: vuelto a revisar el original se imprime; pasa al encargado de fotomecánica: revela los originales en placa negativa. Luego montan placas de negativo para su posterior copiado en una chapa fotográfica; que es trasladada a la máquina off set, para su impresión. Ya impreso, se corta, encuaderna y empaca el producto. Así recién salidos del horno son presentados al editor que con el autor presentan la obra al público; llegando en nuestras manos el producto que adentro guarda sorpresas, belleza, conocimientos, sentimientos que buscan ser compartidos. Nuestras especiales felicitaciones a todos los “fabricantes” y “difusores” de la CULTURA suministrando material para los lectores del país.

Escribir un libro es la mejor manera que ha encontrado el ser humano para lograr su inmortalidad, porque su producto es la mejor herencia que puede llegar a sus semejantes. Esta fecha sirvió de inspiración para que todos los 25 de junio hagamos fiesta por el Día del Libro Paraguayo.

Fuente: Extraído de mec.gob.py